fbpx
0

Todos tenemos a alguien que admiramos…

Esa figura de renombre, esa persona de la que todo el mundo tiene un gran respeto, admiración y confianza.

Tu gran superhéroe. Pero no estoy hablando de Ironman!

Ocurre muy frecuentemente en el mundo de los negocios, de la empresa, y el sector de la industria farmacéutica no es una excepción.

Muchos de nosotros, hemos tenido un jefe que hemos admirado. Un jefe que te daba responsabilidad, confiaba en ti, te ayudaba y apoyaba siempre que fuera necesario, reconocía tus méritos y esfuerzos… Te inspiraba.

Más bien, era un líder.

Incluso puede ser que quisieras llegar a ser como él/ella cuando llegues a convertirte en jefe.

 Pero… ¿sabías que no necesitas un cargo para liderar?

Puedes llegar a inspirar a otros, ayudarles y aportarles confianza, a reconocer sus grandes éxitos y metas logradas… Aunque no seas jefe de marketing, director comercial o director del departamento médico.

En mi caso, fue durante mi vida laboral en AMGEN donde descubrí tal liderazgo. Mi jefe directo al que reportaba, el director del departamento médico era una persona admirada y respetada por todos, y yo no era una excepción.

Sin duda, se lo merecía. Tenía todos los rasgos característicos de un líder del siglo XIX.

Debo admitir que yo quería llegar a ser como él algún día… pero no fue hasta que me leí este libro (entre otros), en los que me di cuenta, de que no hacía falta esperar!

Podía empezar a liderar como él, aun sin un cargo jerárquicamente elevado. Podía ser un líder sin cargo.

Solo necesitaba saber cómo, ser proactivo y empezar.

Robin Sharma es autor de varios libros publicados internacionalmente, y también un experto reconocido en liderazgo y desarrollo personal.1 Uno de sus libros más famosos es “El monje que vendió su Ferrari”, también altamente recomendable leer si quieres encontrar una meta y una visión clara en tu vida.

Sin embargo, en este artículo os presento un pequeño resumen y comentario de “El líder que no tenía cargo”, con incluso ejemplos dentro del sector biofarmacéutico, donde Robin Sharma os enseña todas las calves para un liderazgo efectivo y que podéis aplicar desde ahora mismo.

Lidera sin necesidad de tener cargo

Ya veréis que Robin nos lo deja muy bien masticado para entender sus conceptos de liderazgo. Siempre utiliza acrónimos muy bien pensados, coherentes y fáciles de recordar.

En este primer apartado, nos hace hincapié en que todo el mundo puede llegar a ser líder, independientemente de su trabajo o su cargo.

Cada ser humano es líder de manera innata, solo hace falta trabajar y aflorar esa capacidad.

Imagínate que eres becario del departamento médico de Cardiovascular en una gran compañía farmacéutica. Acabas de llegar a la grande y moderna oficina, sin conocer a nadie, pero lleno de motivación y nerviosismo al mismo tiempo, con unas enormes ganas de aprender y de comerte al mundo.

De repente se acerca tu jefe, te saluda respetuosamente con una auténtica sonrisa y te manda a hacer tus primeros trabajos. Seguramente empezarías a realizarlos lo mejor posible, en búsqueda de esa aprobación, respeto y confianza de tus compañeros y superiores.

Te presento el método IMAGE, las 5 claves que te ayudaran a liderar y a ser valorado, respetado y aportar confianza dentro de tu compañía, aun sin tener un cargo (recuerda que eres becario!).

  • Innovación: despierta tu ansia de creatividad, imaginación e impulso para ser diferente y mejor cada día, comparándote contigo mismo en vez que con los demás.

Para ello, cuestiónate todo lo que hagas! “¿Cómo podría mejorar mi productividad? ¿Cómo podría ser más efectivo, más rápido y eficaz?”

  • Maestría: conviértete en el mejor en tu especialidad. Fórmate, entrénate, comprométete contigo mismo a ser el primero y el mejor.

Cómo dice en el libro: “Vuela hasta lo más alto. La mayoría de la gente se exige muy poco”.

  • Autenticidad: se coherente y fiel a tus principios y valores. Son ellos quien determinan tu misión y visión en la vida.

Solo cuando se es totalmente auténtico y honesto, es cuando podemos llegar a extraer todo nuestro potencial y llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos.

  • Gran Valor: deberás luchar contra el miedo. Ser duro, persistente, valiente y tener valor hasta el límite. Esto no es más que salir de tu zona de confort.

Cito textualmente del libro:

“Cuánto más te alejes de los valles de la comodidad en tu apasionada búsqueda de las montañas de la oportunidad, más obstáculos encontrarás en la escalada.”

  • Ética: haz lo correcto. Especialmente importante en el sector de la salud.Mantener tu ética en lo correcto y realizar actos coherentes con tus valores, es lo que mantendrá en pie tu reputación e integridad.

La gran mayoría de trabajadores no se preocupan cada día por mejorar su productividad o eficacia en el trabajo. Tú puedes hacerlo para destacar y aportar valor diferencial y de calidad.

Para ello, necesitaras no solo formarte y aprender todo lo posible para ser el mejor en lo que haces, si no que deberás demostrar grandes dosis de valor, autenticidad y ética.

Por ejemplo, imagina que has identificado un punto ineficiente de un PNT (Protocolo Normalizado de Trabajo), cómo el de recogida de datos y CI (Consentimiento Informado) en los ensayos clínicos del departamento médico, y piensas que se podría mejorar de alguna manera. Prueba de hacer una propuesta innovadora a tu superior (demostrando ese valor) siempre con autenticidad, ética y respeto.

Supera épocas turbulentas y crecerá tu liderazgo

El miedo que pasas cuando vas hasta el borde de tus posibilidades, expande tus límites a niveles superiores. Y esa expansión se traduce en un trabajo y rendimiento mucho mejor en todas las áreas de tu vida.

O sea, si continuamente superas tus límites y vences tu natural resistencia, te sentirás mucho más fuerte y capacitado para realizar trabajos superiores.

Por lo tanto, exponte proactivamente a dificultades en tu vida!

Este concepto se relaciona mucho con el de Antifrágil (Nassim Nicholas Taleb), dónde se describe como esa capacidad del ser humano, no solo de adaptarse, sino además de fortalecerse ante situaciones extremas, de las que requieren una alta habilidad o capacidad de superación.

Robin Sharma nos ayuda a reforzar nuestra capacidad antifrágil aplicando el método SPARK:

  • Sinceridad: deslumbra sinceridad en todo lo que hagas y digas. La gente prefiere oír la verdad, en vez de argumentos incoherentes y sospechosos que solo generan desconfianza.

A veces, a las personas no les gusta lo que les estas diciendo, aunque sea verdad y lo correcto.

Cómo dice el libro:

“Para ejercer liderazgo, debes preferir la sinceridad a la aprobación de los demás”

  • Priorizar: “céntrate en lo mejor y olvídate del resto”. Concepto totalmente alineado con el de “pon primero, lo primero”, el segundo hábito del libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”.

Se que es una actividad cada vez más difícil en nuestra sociedad, ya que cada vez hay más y más distracciones, opciones y demasiada información que no sabemos gestionar o seleccionar.

  • Adversidad crea oportunidad: siempre que puedas, busca proactivamente las adversidades y atrévete a realizar las actividades más duras y complicadas. Las crisis contienen en sí mismas excepcionales oportunidades.

Esfuérzate al máximo para superar tus adversidades, pero te digo una cosa: es igual el resultado. Porque tanto el fracaso como el éxito nos aportan grandes aprendizajes que nos ayudan a mejorar.

  • Responder y no reaccionar. Tienes que saber responder a las dificultades, pero no es mismo que reaccionar a ellas.

En lugar de alzarte repentinamente, emocionalmente y sin control ni estrategia a superar un problema, mejor es pararte a pensar antes y responder adecuadamente, con elegancia, iniciativa y eficacia.

Es más, mucho mejor si estas previamente preparado o incluso prevenir dichos problemas. Esta idea esta muy relacionada con el concepto del libro de Ryan Holiday, “Él obstáculo es el camino”.

  • Kudos (prestigio). Básicamente se refiere a que para ser un gran líder, debes inspirar a los demás. Animarlos y motivarlos en todas las acciones de la vida, especialmente a las adversidades más difíciles. La gente necesita sentirse apreciada incluso por las pequeñas cosas.

Por ejemplo: tu jefe, el director médico, convoca la reunión mensual de seguimiento con todo el departamento médico cardiorenal. Se presentan los MSLs (Medical Scientific Liaison), Head of MSL y los MAs (Medical Advisors).

Unas semanas antes, el director médico pregunta quién quiere encargarse de investigar y recoger información sobre los futuros congresos regionales y nacionales referentes y a hacer una pequeña presentación en la reunión.

Te recomendaría que fueras proactivo y seas el primero en proponerte para hacer el trabajo. Cómo becario, demostrarías valentía, y te expondrías a tal adversidad que te obligaría prepararte (y no reaccionar), priorizando aquellas actividades clave y a ganarte la confianza y prestigio de tus compañeros.

Sin embargo, recuerda que tu posición es jerárquica. Cómo becario, no estás capacitado para hacer ciertos trabajos que correspondían a cargos superiores. Si te propones para hacer trabajos más complejos que más bien deberían hacer tus compañeros, algún MSL o MA podría molestarse. Se coherente y respetuoso, recordando siempre tu sitio en el departamento.

Profundiza tus relaciones, fortalece tu liderazgo

Me atrevería a decir que las relaciones con tus compañeros y clientes son casi más importantes que tu formación, especialización o maestría en un ámbito determinado.

Robin Sharma te propone el método SERVE, para crear lazos irrompibles con las personas de tu vida laboral (y conquistar la interdependencia personal):

  • Servicial: se servicial con los clientes y compañeros de trabajo. Ser servicial es un concepto muy simple que se convierte en una herramienta espectacularmente diferenciadora si lo practicas automática y genuinamente. No se trata de hacer la pelota si no de intentar innovar.

“Haz siempre más de lo que tu salario te exige que hagas”.

  • Escuchar: conviértete en un maestro de la escucha activa. Sencillamente, habla menos y escucha más.

Seguro que ves que muchos de los conceptos se repiten en grandes libros sobre esta temática; vemos que este es el 5to hábito en libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, “Buscar entender primero, luego ser entendido”. Esto refuerza la “consistencia” de los argumentos.

  • Relacionarse: sal a conocer, interactuar y conectar con tus compañeros y clientes. Crea esa sinergia y busca esos acuerdos ganar-ganar.

Dejarse ver y abrirte al mundo, parece sencillo, pero no lo es. Es necesario un gran valor.

Si no te conocen, ni te ven, ni interactúas con ellos ni les aportas valor, es que sencillamente no existes.

  • Valorar la diversión: diviértete y haz que los otros se diviertan! cambia el paradigma habitual de que el trabajo tiene que ser algo aburrido y serio. De esta manera, únicamente se limita la diversión.

Si te diviertes, te implicas más, tienes mayores ganas de colaborar, la energía de la organización se vuelve positiva, inspiradora y sinérgica, de la cual podrán salir grandes éxitos.

  • Estimar: cuida a tus clientes y compañeros. Un cliente absolutamente satisfecho y admirado ante tu servicio puede ser tu mayor ventaja competitiva.

La “satisfacción del cliente” está en boca de todos y es uno de los factores que está creciendo fuertemente en este nuevo mundo de los negocios.

Por el contrario, un basta con un cliente enfadado para acabar con tu reputación y marca.

Te propongo un ejercicio: propón proactivamente a un compañero (independientemente de su cargo) ir a tomar un café a la cafetería de la oficina. Empieza con el/la que te gustaría emprender una relación de confianza, como por ejemplo, con ese MA del que tienes tanto aprecio pero no conoces demasiado.

Al llegar a la cafetería, intenta escuchar y empatizar todo lo que diga. Crea un ambiente distendido, relajante, priorizando la diversión. No hace falta hablar de trabajo. Intenta buscar esa sinergia y aquellos puntos en los que tu podrías ayudarle u aportarle valor, manera genuina y sincera. Para acabar, invítale y paga tu mismo toda la cuenta.

Primero se una gran persona, después un gran líder.

Antes de liderar, ser capaz de crear relaciones de confianza o ser una robusta persona anti frágil, es necesario unos buenos fundamentos independientes como persona.

La metodología SHINE, te ayuda a saber realmente quien eres, cuál es tu visión y misión en la vida, así como actuar y decidir acorde con tus principios y valores. Estos cimientos personales, te darán la fuerza, capacidad, confianza y seguridad para aplicar IMAGE, SPARK y SERVE.

  • Saber percibir: conoce todos los puntos de vista y toda la información, incluso la que no se ve a primera vista.

“Para ser un gran líder hay que percibe con claridad todas las condiciones y circunstancias que nos rodean”.

Todos tendemos a mirar nos nuestro foco, ignorando (a veces incluso expresamente) todo lo demás: otros puntos de vista, percepciones, sentimientos, creencias, pensamientos de los demás, otra información de la que no disponemos, etc.

Este foco individual que tienes, tus pensamientos y percepciones diarias, no son más que puros reflejos del sistema de creencias, principios y valores con el que has ido programando a lo largo de tu vida.

Necesitamos romper en muchos casos este sistema, y volver a reconstruirlo de nuevo, hacia un paradigma mejor, que nos haga conquistar la independencia personal.

  • Hacer ejercicio y cuidar tu salud: mejora y mantén tu salud en lo más alto y todas tus demás capacidades, habilidades y cualidades se alzarán con ella.

Si no eres capaz de conseguir un buen estado de salud, ¿De verdad piensas que podrás pensar con claridad, aguantar periodos elevados de estrés, aumentar tu rendimiento y efectividad, superar adversidades y mantener tu estado de ánimo óptimo? Si pierdes la salud, lo pierdes todo.

  • Inspiración: mantente motivado, proactivo, con entusiasmo y diversión, para estimular tu inspiración.

Las personas más eficientes comprenden la necesidad de alternar constantemente el rendimiento máximo, con la capacidad de producción o renovación interior. Una vez recargamos pilas, volveremos más fuertes, sanos, creativos, contentos, productivos y nos vuleve la inspiración.

  • Nutrir los lazos familiares: cultiva hermosas relaciones con tu familia y amigos, ellos son los KOL de tu vida.

Unos fuertes cimientos en casa te van a ayudar a obtener resultados fuertes y solidos en el trabajo, otras relaciones con clientes y compañeros y te van a dar confianza para liderar.

  • Elevar tu estilo de vida. Pasa de una vida basada en posesiones, a una vida basada en la aportación de valor.

El objetivo innato principal de cada ser humano en la vida, es conseguir marcar esa “huella” en los demás y en la sociedad. Esto es lo que realmente nos da felicidad y por lo que estaremos satisfechos y orgullosos al final de nuestros días. Mucho más importante incluso que nuestra transformación personal.

Sabiendo esto, ¿no crees que es mucho más importante preocuparse por lo que eres como ser humano y lo que puedes aportar en la vida?

Te propongo un simple ejercicio; coge una hoja de papel en blanco y apunta cómo te gustaría verte y todo lo que te gustaría conseguir en 10 años. Cuanto más real y detallista sea la imagen futura, mucho mejor.

Cómo becario del departamento médico, si tienes una aspiración muy grande, podrías describir tu dia como director médico de toda una compañía farmacéutica.

Seguidamente, apunta todo lo que querrías aportar a tu vida laboral (y personal) con esa imagen futura que deseas. Todas esas cosas que harías y que te gustaría que los otros recordaran de ti (la huella que te gustaría marcar en los demás).

Entonces, escribe todas las personas importantes para ti ahora mismo (familia, amigos, compañeros de trabajo) y como es tu relación con ellas. ¿Qué aspectos puedes mejorar (siempre enfocado a conseguir al futuro que has planteado inicialmente)? Haz lo mismo con tu estado de salud físico, psicológico, de nutrición y también con tu formación y experiencia.

Tendiendo todo lo anterior en cuenta, puedes pensar en un proceso para materializar ese futuro. Una estrategia. Un conjunto de puntos clave o MoT (Moments of Thrut) que deberás ir haciendo a lo largo de estos 10 años próximos para finalmente conseguir tu objetivo final.

Seguro que pensáis que se me ha ido un poco la olla con en este artículo jajaja

Se que son conceptos abstractos, pero si de verdad los tenéis muy claros, estoy seguro de que os va a ayudar a mejorar exponencialmente vuestra vida tanto profesional como personal.

Nos vemos,

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Robin_S._Sharma

 


No olvides que puedes conseguir la infografía «Cómo tener éxito en la industria farmacéutica y afines» totalmente GRATIS al suscribirte

Responsable: Albert Ruiz de la Oliva. Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos y correos comerciales. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign suscrita al PrivacyShield. Derechos:  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o eliminar tus datos. 

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Forma parte de la comunidad más grande de profesionales de la salud que buscan el éxito

Responsable: Albert Ruiz de la Oliva. Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos y correos comerciales. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign suscrita al PrivacyShield. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o eliminar tus datos.

WELCOME,

Enjoy luxury, exclusivity and discretion

NOW TREAT YOURSELF!

Get 25% Off & Free Shipping On Your First Order. Enter Code WELL25SPE